sábado, 2 de agosto de 2008

CADA MAÑANA

Cada mañana blanca
que era tuya,
se fue perdiendo 
entre palabras,
sensaciones y momentos…
se fue perdiendo en el tiempo, 
mientras dejé a mi ojos
mirar donde no estabas,
donde se sentían cómodos.
Lo lógico fue siendo cada vez más ilógico,
y mis mañanas, 
cada vez más limpias.
Y yo, cada vez menos mía,
menos tuya
y más feliz.



4 comentarios:

Gise dijo...

La pucha que palabras!
Ser menos de una y menos de esa otra persona nos hace realmente más felices?
Lo lógico al transformarse en ilógico si que puede ayudar...tiene algo de magia y eso es incomparable.

Abrazo.-

magui dijo...

Claro que me hace más feliz!!!! tiene su explicación... pero no tiene lógica. Lo que es la felicidad para, muchas veces, no es lógico para otros...

Agustín Paunero dijo...

y si sos cada vez menos tuya...

de quien so´vos!?

te quiero mucho!!!

magui dijo...

Soy de lo que me hace feliz...